Todos los edificios históricos de la antigua cárcel de Carabanchel han sido reducidos a polvo.

Permanece todavía en pie el pabellón del antiguo Hospital Penitenciario, actualmente destinado a Centro de Internamiento de Extranjeros (C.I.E.), en el que se priva de libertad, de nuevo hoy, a inocentes que no han cometido delito alguno: los inmigrantes sin papeles.

Por ello, nuestra Plataforma, en coherencia con su planteamiento y tras la desaparición del resto de los edificios, exige al Gobierno que destine esta dependencia para el Centro de la Memoria que solicitamos.

sábado, 18 de junio de 2016

¿Por qué no será Carabanchel...

...el lugar donde se instale el futuro Museo de la Memoria Histórica de Madrid?

Francisca Sauquillo y Txema Urkijo presiden la reunión

"Mi intención es que hay que hacer un Museo de la Memoria de qué pasó en este país; y en ese sentido, el sitio... yo voy a hacer propuestas de sitio, porque hay varios sitios: Puede ser Carabanchel, es uno. Me han planteado que por qué no era el propio Museo de la Ciudad de Madrid que quedó planteado. Me han planteado en ocho sitios.

Este texto, que transcribimos literalmente, es la respuesta que, el pasado día 18 de mayo, dio Francisca Sauquillo a la pregunta directa de un miembro de nuestra plataforma sobre si el posible futuro Museo de la Memoria se iba a ubicar en Carabanchel.

Esta declaración, realizada públicamente, en una reunión con una treintena de asociaciones relacionadas con la Memoria Histórica, nos deja sensaciones muy contradictorias:

- Por el lado positivo, la aparentemente decidida intención de crear un "Museo de la Memoria" por parte de Francisca Sauquillo, objetivo que no sabemos si goza del consenso de los demás miembros del comisionado que preside.

- Por el lado negativo, la valoración de otros lugares alternativos (sólo citó el existente Museo de la Ciudad de Madrid) como posible sede de ese espacio memorial y pedagógico.

Aparentemente, parece que nos encontramos en un momento decisivo para nuestra reivindicación. Pero, desgraciadamente, a la indefinición mostrada en un tema tan concreto como es dónde situar ese centro, se une la controvertida composición del comisionado del ayuntamiento y la declarada como más importante premisa para sus decisiones: CONSENSO.

Recordemos como, justo ahora hace siete años, nos hacíamos eco de la propuesta del Partido Popular de instalar, lo que entonces denominaban "Centro de la Memoria Histórica de Madrid" en alguno de las múltiples estancias vacías del Cuartel de Conde Duque. No creemos que Octavio Ruiz-Majón, el miembro del ente propuesto por esta formación política, se oponga ahora a aquel proyecto de 2009.

Tampoco creemos que Andrés Trapiello, elegido por Ciudadanos, sea favorable a la instalación en un lugar tan cargado de Historia como Carabanchel, ya que esa carga histórica choca de lleno con la equidistancia ("todos fueron buenos - todos fueron malos") que parece buscar este escritor y el partido que le ha designado. En definitiva, que esa formación política estaría encantada con que el museo fuera dedicado exclusivamente a la "modélica" Transición, a la que tanto recurren y admiran. Y Carabanchel es la evidencia de que no todo fue tan "bonito".

Y, si Carabanchel es tabú para Ciudadanos, no menos incómodo resulta el solar para el PSOE, partido que aporta tres miembros al comisionado (Amelia Valcárcel y José Álvarez Junco, además de la propia Sauquillo). Optar por Carabanchel supondría reconocer el enorme disparate que cometieron en 2008 cuando derribaron los edificios que habrían sido el contenedor ideal para albergar este museo. También sería contradecir la miserable oferta con la que intentaron entonces acallar nuestras voces: "...un sencilla placa...". Carabanchel les estaría recordando, en todo momento, lo que hicieron hace ahora ocho años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario